Tras más de 20 años trabajando con personas en situación de vulnerabilidad, exclusión social y sinhogarismo hubo un día en el que nos obligamos a parar y a reflexionar profundamente.

Convencidas de que los modelos de intervención social existentes no hacían sino retroalimentar y cronificar los problemas sociales, de que el acompañamiento a las personas debía realizarse desde el reconocimiento a sus capacidades y no sus carencias y de que los-as profesionales teníamos que alejarnos de paternalismos y trabajar desde la horizontalidad, decidimos emprender esta aventura y crear LOTURA Giza Garapena bajo un cimiento muy claro: la pasión por nuestro trabajo y la confianza en las personas.

Nacemos con la creencia de que todas las personas necesitamos encontrar un sentido a quiénes somos y a lo que hacemos y que tenemos la capacidad de mejorar si nos acompañan y nos dan una oportunidad para ello.

Nacemos con el convencimiento de que la colaboración y el compromiso entre los-as ciudadanos-as, profesionales y responsables institucionales (técnicos y políticos) es imprescindible para construir una sociedad más justa y solidaria.

Nacemos como alternativa a quienes abrazan los problemas, pero no proponen soluciones.
Nacemos porque nuestros valores no caducan,
porque somos diferentes pero no raras,
porque lo que nos mueve, tiene corazón.

PORQUE LO QUE NOS MUEVE, SON PERSONAS